RR.HH.

El Trabajador Autónomo Económicamente Dependiente

Posted on Actualizado enn

El “Trabajador Autónomo Económicamente Dependiente” es una figura que estaría “a caballo” entre el trabajo por cuenta ajena y el autónomo y que está regulada por la Ley 20/2007, de 11 de julio, del Estatuto del trabajo autónomo artículos 11 y ss., aunque esta modalidad no se utiliza mucho en la práctica conviene conocerla.

Concepto

Los trabajadores autónomos económicamente dependientes son aquéllos que realizan una actividad económica o profesional a título lucrativo y de forma habitual, personal, directa y predominante para un cliente, del que dependen económicamente por percibir de él, al menos, el 75 por % de sus ingresos por rendimientos de trabajo y de actividades económicas o profesionales. No obstante deben darse otra serie de características.

– No pueden tener a su cargo trabajadores por cuenta ajena ni contratar o subcontratar parte o toda la actividad con terceros.

– No pueden ejecutar su actividad de manera indiferenciada con los trabajadores con contrato laboral por cuenta del cliente.

– Tienen que disponer de infraestructura productiva y material propios, para el ejercicio de la actividad e independientes de los de su cliente.

– Han de desarrollar su actividad con criterios organizativos propios, aunque puedan recibir indicaciones técnicas de su cliente.

– Tienen derecho a contraprestación económica en función del resultado de su actividad, de acuerdo con lo pactado con el cliente y asumiendo riesgo y ventura de aquélla.

OJO!! hay que tener en cuenta también el último apartado del art.11 de la citada ley Los titulares de establecimientos o locales comerciales e industriales y de oficinas y despachos abiertos al público y los profesionales que ejerzan su profesión conjuntamente con otros en régimen societario o bajo cualquier otra forma jurídica admitida en derecho no tendrán en ningún caso la consideración de trabajadores autónomos económicamente dependientes.

Derechos del Trabajador Autónomo Económicamente Dependiente asimilados al trabajo por cuenta ajena

– Derecho a exigir al cliente forma escrita del contrato.

– Derecho a 18 días hábiles, como mínimo, de vacaciones al año.

– Para el tiempo máximo de la jornada habrá que estar a lo que dispongan los acuerdos interprofesionales, de no existir, como máximo y de forma voluntaria el trabajador no podrá trabajar más de un 30 más de la jornada máxima.

Así mismo se contemplan otros derechos, aunque no se desarrollan demasiado, como derechos de sindicación y asociación, conciliación, entre otros.

Formalización del contrato

En el Real Decreto 197/2009, de 23 de febrero se regula el registro y un modelo normalizado de contrato.

Finalmente os dejo esta infografía-resumen que explica esta figura de forma muy sencilla:

INFOGRAFIA TRADE

Anuncios

10 consejos para un buen uso de Linkedin

Posted on Actualizado enn

Linkedin es la red social profesional por excelencia donde millones de profesionales comparten sus perfiles, ofrecen y buscan oportunidades laborales o de negocios así como información de interés. También tiene una gran eficacia a la hora de retomar contacto con compañeros y excompañeros de trabajo o estudios y ampliar nuestra red profesional.

Si todavía no tienes tu perfil en esta red o quieres revisar si has completado correctamente tu perfil haciendo un uso óptimo de las herramientas que ofrece esta red, te recomiendo ver el siguiente vídeo donde se explican los 10 pasos importantes para completar tu perfil y sacar el máximo partido a esta herramienta.

A continuación vamos a ver un resumen de los consejos que hemos visto:

– Redacta en una frase un titular llamativo con el que los demás te puedan identificar “Marca profesional personal”

– Menciona tu sector y/o área profesional para que te encuentren

– Redacta muy bien tu extracto utilizando las “palabras clave”

– Detalla tu educación

– Publica artículos interesantes con regularidad (remarco interesantes porque publicar por publicar puede producir el efecto contrario en las redes sociales, es decir, si publicamos muchos contenidos de escaso interés lo que compartamos perderá relevancia, además si las publicaciones son excesivas puede darse una imagen negativa en el sentido en que puede parecer que “estamos enganchados” a internet -hay que saber utilizar las NTICs pero el uso en exceso, como todos los extremos, tampoco es bueno).

– Añade si puedes contenido audiovisual en tu experiencia y añade proyectos en los que hayas participado

– Detalla tu experiencia en un mínimo de 40 palabras

– Añade actividades de voluntariado

– Añade actitudes y ordenalas por relevancia, los demás usuarios podrán validarlas lo cual te dará verosimilitud, si bien recuerda que para que te validen o recomienden es importante que tu también lo hagas respecto de las personas con las que has trabajado (para dar hay que recibir)

– Únete a grupos de tu área o sector

– Pon una buena foto de perfil en la que muestres una imagen profesional y sea reciente

10 claves para la empleabilidad

Posted on

Enero es un buen mes para encontrar nuevas oportunidades laborales en muchos sectores, por ello, tras el período vacacional -propicio para la contratación en algunos sectores (como comercio u hostelería) pero no tanto para otros- llega el momento de que quienes viesen un parón vacacional en su sector reactiven su plan de búsqueda.

El cambiar de año para muchos puede ser un aliciente, ya que si en el 2014 no nos fue demasiado bien, por fin lo dejamos atrás, recibiendo un 2015 con las “pilas cargadas”.

Para quienes reactivéis vuestra búsqueda de oportunidades os dejo este vídeo que he encontrado en la web de la Fundación Telefónica donde el dibujante y humorista Peridis hace un repaso de 10 de las claves más importantes para la empleabilidad:

Las 10 claves que señala, de algunas ya he hablado en otros post, son las siguientes:

Clave 1: Autoconfianza y autoconocimiento

Tenemos que hacer un autodiagnóstico para conocer nuestros puntos fuertes y nuestras debilidades. Los puntos fuertes los utilizaremos para ver en qué trabajos encajamos mejor y vendernos muy bien a posibles empleadores. En relación con las debilidades trataremos de actuar sobre ellas mediante formación, coaching, etc. 

[Post recomendado: Cómo medir nuestro nivel de empleabilidad]

Clave 2: Aprendizaje continuo

Vivimos en una sociedad cambiante que exige a los trabajadores un aprendizaje continuo para adaptarse a los nuevos cambios en las formas de trabajar, exigencias de mercado, etc. así como también en las nuevas formas de reclutar.

[Posts recomendados: ¿En qué ha cambiado el mercado laboral? Cambios y tendencias y ¿Te atreves a salir de la zona de confort?]

Clave 3: Comunicación

De entrada, es importante que sepamos comunicar qué sabemos hacer y cuáles son nuestros intereses para poder conseguir un puesto. La comunicación es una competencia fundamental que se exige a los trabajadores -en mayor o menor grado en función del puesto- porque de una u otra forma el trabajo exige relacionarse con los demás, ya sea con compañeros, jefes o subordinados, clientes o usuarios.

[Post recomendados: Prepara tu entrevista de trabajo. y ¿Qué me pueden preguntar en una entrevista de trabajo?]

Clave 4: Flexibilidad

Cuanto más flexibles seamos y mayor capacidad tengamos para adaptarnos a las exigencias del mercado, más empleables seremos.

Clave 5: Toma de decisiones

En el ámbito laboral, como en el resto de ámbitos de nuestra vida, tendremos que estar tomando decisiones constantemente. La capacidad de decisión es importante tanto para el desempeño de muchos puestos de trabajo como para poder dirigir nuestra carrera hacia unos objetivos u otros.

Clave 6: Gestión del tiempo

Fundamental es también el saber aprovechar el tiempo, los días tienen 24 horas y día que pasa día que no recuperamos. Tenemos que saber priorizar tareas y tratar de optimizar el tiempo tanto en el puesto de trabajo como en la búsqueda de empleo. No tenemos que desaprovechar el tiempo en tareas innecesarias que no aportan valor.

Una buena gestión del tiempo nos servirá para ser más eficientes en el trabajo y más felices porque si lo gestionamos bien sacaremos tiempo para hacer aquellas actividades que más nos gustan o satisfacen más.

[Post recomendado: 10 conductas prohibidas en la búsqueda de empleo]

Clave 7: Proactividad y emprendimiento

Cuanto más emprendedores seamos mayor capacidad tendremos para encontrar nuevas soluciones para nuestra situación. No podemos quedarnos quietos e incluso tenemos que adelantarnos a posibles cambios que pueda haber en un futuro próximo.

[Post recomendado: Las posibilidades son infinitas].

Clave 8: Redes de Cooperación

Tenemos que saber gestionar muy bien nuestras redes -presenciales o virtuales-. Gestionar bien nuestras redes no quiere decir solamente el saber a quién dirigirnos para que “nos eche un cable”, sino que también tendremos que estar dispuestos a ayudar a los demás y a aportar, “las redes no son unidireccionales”.

Clave 9: Competencias Digitales

Cuanto mayores sean nuestras competencias digitales más empleables seremos. Cada vez se exigen más conocimientos tecnológicos al trabajador para cualquier puesto y cada vez se demandan más perfiles puramente tecnológicos (desempleo hay pero éste es tal vez el sector que más oportunidades ofrece) y, así mismo, cada vez son más importantes no los conocimientos tecnológicos para el desempeño de un puesto de trabajo sino para poder acceder al mismo (tanto para encontrar ofertas, como para enviar candidaturas, hacer networking o realizar una entrevista por videoconferencia).

[Post recomendado: Hacia dónde nos llevan las nuevas tecnologías].

Clave 10: Trabajo en equipo

Finalmente, Peridis menciona la clave 10 que es la de “trabajo en equipo”, lo más probable es que nuestro entorno laboral no exija trabajar en equipo con otras personas. El trabajo en equipo exige el reunir otras competencias como la de comunicación -ya que nos tendremos que comunicar con el resto tendremos que saber escuchar y expresar nuestras ideas, intercambiar feedback…-, según cual sea nuestro rol en el mismo tendremos que tener capacidad para liderar el equipo, y también deberemos tener capacidad para tomar decisiones y resolver problemas “en equipo”.

¿Qué me pueden preguntar en una entrevista de trabajo?

Posted on Actualizado enn

Conseguir una entrevista de trabajo es todo un reto para quienes buscan un empleo o un cambio laboral, por ello cuando tenemos la oportunidad de participar en un proceso de selección tenemos que aprovecharla muy bien y prepararlo.

Además de cuidar nuestra imagen, cuidar nuestro lenguaje verbal y no verbal, llegar puntuales y transmitir nuestro interés y valía para el puesto, es importante que dediquemos tiempo para tratar de ver qué preguntas puede hacernos el entrevistador ya que muchas veces los nervios pueden traicionarnos y cuanto mejor preparados estemos mayor será la probabilidad de éxito.

En este post os dejo una batería con algunas de las preguntas más frecuentes que suelen hacerse para que podáis preparar vuestra entrevista, si bien como ya sabéis nos podemos encontrar con distintos tipos tanto de entrevista como de entrevistadores, y el abanico de preguntas es amplísimo ya que nos pueden preguntar lo que quieran. Muchas veces podemos considerar una pregunta como ilógica o inapropiada o molesta, pero mi consejo es que hay que responder siempre con cortesía y sin agresividad, recordad que nuestras reacciones también se evalúan, no estamos obligados a contestar nada que no queramos si lo consideramos por ejemplo íntimo o totalmente inapropiado, pero la negativa a la respuesta puede hacerse con educación.

Preguntas sobre la experiencia laboral

  • Cuéntame tu experiencia laboral
  • ¿Por qué finalizó tu relación laboral con la empresa ______?

Preguntas personales

  • Háblame sobre ti
  • ¿Con quién vive?
  • ¿Estás casado/a? ¿Tienes hijos?
  • ¿Qué haces en tu tiempo libre?
  • ¿Podrías decirme cuáles son tus tres puntos fuertes más importantes?
  • ¿Y tus tres puntos débiles?

Preguntas sobre la situación actual

  • ¿Cuánto tiempo llevas buscando trabajo?
  • ¿Estás participando en otros procesos de selección?
  • ¿Por qué quieres cambiar de trabajo?

Preguntas sobre estudios y formación

  • ¿Por qué elegiste estudiar ____?
  • ¿Tienes algún tipo de formación en ______?
  • ¿Piensas seguir estudiando?

Preguntas sobre la retribución

  • ¿Cuánto cobrabas en tu último empleo?
  • ¿Cuáles son tus expectativas económicas?
  • Tu salario bruto anual será ____ en ____ pagas ¿qué te parece?

Preguntas sobre disponibilidad

  • ¿Cuál es tu disponibilidad horaria para trabajar?
  • ¿Tienes coche?
  • ¿Cuál es tu disponibilidad para viajar?
  • ¿Cuándo crees que podrías incorporarte a nuestra compañía?

Preguntas sobre las motivaciones laborales

  • ¿Por qué te interesa este trabajo?
  • ¿Por qué crees que deberíamos contratarte?
  • ¿Qué puedes aportar a la empresa?
  • ¿Cómo te ves dentro de 5 años?
  • ¿Cuál sería tu trabajo ideal?

Preguntas para evaluar competencias

  • ¿Podrías ponerme un ejemplo de algún problema con el que te hayas encontrado y cómo lo resolviste?
  • ¿Qué pasos sigues para resolver un problema o tomar una decisión?
  • ¿Podrías describirme alguna situación en la que hayas trabajado bajo presión o estrés?
  • ¿Prefieres trabajar solo o formar parte de un equipo de trabajo?
  • ¿Qué es para ti el trabajo en equipo?
  • ¿Cuándo fue la última vez que trabajaste en equipo?
  • ¿Qué es para ti el “éxito”?
  • ¿Te han felicitado alguna vez por algo que hayas hecho?
  • ¿Qué es lo que mejor hacías en tu último trabajo?
  • ¿Y lo que peor?
  • ¿Qué es lo que más te gustaba de tu último trabajo?
  • ¿Y lo que menos?
  • ¿Cómo aceptas las críticas?
  • ¿Cómo era la relación con tu jefe?
  • ¿Y con tus compañeros?
  • ¿Podrías ponerme un ejemplo en el que discrepases en algo con tu jefe? ¿Cómo actuaste?
  • ¿Qué es lo que más te puede molestar de un compañero?
  • ¿Has dirigido alguna vez personas?
  • ¿Prefieres dirigir o que te dirijan?
  • ¿Qué es para ti un buen líder?
  • ¿Has vendido alguna vez algo?
  • De ser así ¿Cómo lo hiciste? ¿Cómo te sentiste?
  • ¿Cómo organizas tu tiempo?
  • ¿Cuáles dirías que son las competencias que has podido desarrollas a lo largo de tu carrera?
  • ¿Qué me diría tu jefe o exjefe si le preguntase por ti?
  • ¿Y tus compañeros?
  • ¿Qué harías si finalizas tus tareas y no queda nada por hacer?

A parte de estas preguntas es muy importante que analicemos muy bien la oferta para ver qué preguntas concretas nos pueden hacer en relación con la misma.

Si por ejemplo la oferta es para un puesto de “Administrativo Contable”, es posible que nos hagan preguntas sobre nuestra experiencia en el área de contabilidad, o si por ejemplo se trata de un puesto de “Ingeniero del sector de automoción” que expliquemos nuestra experiencia o conocimientos sobre el sector, si se trata por ejemplo de un puesto de “Dependiente de moda”, nos harán preguntas sobre nuestro interés en el sector, experiencia relacionada y puntos fuertes de nuestro perfil.

En caso de que se solicite el dominio de otros idiomas lo más común es que nos realicen toda o parte de la entrevista en el/los idioma/s requerido/s. [En este link podréis ver algunos ejemplos de preguntas en inglés y orientaciones sobre las respuestas].

Por último, es importante el destacar que aunque preparemos la entrevista tenemos que ser naturales y no aprendernos las respuestas como si fuese un examen ;).

Espero que este post os sea de utilidad y os deseo mucha suerte en vuestras entrevistas.

Guía de Linkedin para el Reclutador Moderno

Posted on Actualizado enn

En este post os dejo un link para descargar la guía de Los puntos clave de Linkedin. Guía para el Técnico de Selección Moderno, una guía de acceso gratuito on-line (descargable en pdf) publicada por Linkedin donde se dan las pautas que toda empresa debe conocer para la óptima utilización de Linkedin como herramienta de reclutamiento.

En la guía se habla sobre el perfil del reclutador moderno, al cual se le exigen no solo el saber valorar a los candidatos sino otras competencias tecnológicas, sociales, comerciales y de marketing o de análisis de datos.

reclutador moderno

En la guía vemos que tan importante son los conocimientos en el área de Recursos Humanos como en el área de Marketing para reclutar el mejor talento para la empresa, por ello es necesario que el perfil de los reclutadores, la página de las empresas y los anuncios de empleo se elaboren con el máximo cuidado para que sean atractivos y consigan atraer a candidatos interesantes.

Otra de las ideas clave tratada es que hay que saber localizar tanto a los candidatos que buscan activamente empleo como a los que no ya que un 45% de los candidatos no buscan empleo si bien si que están abiertos a otras oportunidades, para ello Linkedin ha diseñado la herramienta de Linkedin Recruiter.

Para quienes os interese saber más sobre cómo reclutar en Linkedin podéis descargaros la guía en el siguiente enlace:

linkedin

Descarga: Los puntos clave de Linkedin. Guía para el Técnico de Selección Moderno. 

 

Detectar y combatir el “tecnoestrés”

Posted on Actualizado enn

Ordenadores de mesa, portátiles, dispositivos móviles, tablets, e-books… forman parte de nuestra vida cotidiana. Los utilizamos en nuestro puesto de trabajo, cuando buscamos un empleo, en nuestras compras, en nuestras relaciones sociales o incluso en las relaciones con la administración…

Vivimos en la era de las Nuevas Tecnologías de la Información y la Comunicación (NTICs) y, nos guste o no, debemos adaptarnos a ellas,  aunque  debemos adaptarnos de una manera “saludable” ya que, aunque no quepa duda de todas las ventajas que ha supuesto la revolución tecnológica para la sociedad, no debemos obviar que la utilización de las NTICs también tiene efectos negativos, sobretodo porque entraña ciertos  riesgos psicosociales para el individuo.

El “Tecnoestrés” es una enfermedad que surge por el impacto negativo de las nuevas tecnologías  en nuestras vidas.

El “tecnoestrés” viene determinado por la implantación y uso de las nuevas tecnologías, las exigencias que estos avances crean (mayor nivel de atención, de complejidad, monotonía…) y el tiempo de exposición del individua a las mismas tanto dentro como fuera del trabajo.

Siempre se ha dicho que “los excesos son malos” y que las NTICs te gusten o te disgusten en exceso  también lo es, por ello podemos hablar de distintos tipos de “tecnoestrés” en función de cuál sea el efecto que causen las NTICs en cada persona.

TECNOADICCIÓN

Los tecnoadictos son aquellas personas que se obsesionan con estar siempre a la última con las novedades tecnológicas,  tienen capacidad de manejar al mismo tiempo varios dispositivos tecnológicos y necesitan “estar conectados en todo tiempo y lugar” , si no lo están se ponen ansiosos e incluso agresivos (cito estos tres síntomas pero no es necesario tener los tres para considerarse tecnoadicto).

La tecnoadicción también puede derivar en un detrimento serio de las relaciones sociales de las personas ya que los tecnoadictos,  por lo general, convierten las tecnologías en el eje de su vida social.

El relacionarse mayoritariamente a través de las NTICs también puede derivar en un grave empobrecimiento del lenguaje ya que se tiende a utilizar demasiadas abreviaturas  y un lenguaje muy pobre.

El  hecho de habituarnos a realizar varias tareas a la vez puede mermar nuestra capacidad de concentración y hacer que seamos incapaces de concentrarnos en la realización de una sola tarea.

TECNOANSIEDAD

La tecnoansiedad sería en cierta forma lo opuesto a la “tecnoadicción”, es decir, supone el tener un sentimiento negativo hacia las NTICs (es decir , las NTICs producen malestar, tensión…).

Las personas que lo sufren son escépticas al uso de las NTICs y tienen miedo y ansiedad sobre sus propias competencias tecnológicas .

Dentro de la tecnoansiedad podríamos incluir la “tecnofobia” que se manifiesta cuando el sujeto no quiere ni hablar de las NTICs, o cuando éstas le dan miedo o cuando incluso tiene pensamientos hostiles y muestra agresividad cuando se habla de ellas.

TECNOFATIGA

La tecnofatiga consiste en un cansancio y agotamiento mental y cognitivo a raíz del uso de las nuevas tecnologías, se da sobretodo cuando se dan exposiciones prolongadas frente a las NTICs y muchas veces hacen que el usuario desconfíe de la eficiacia de su utilización.

Un tipo muy común de tecnofatiga es el “síndrome de fatiga informativa” que puede producirse  por un exceso de información, lo que algunos llaman “infoxicación”, muchas veces difícil de gestionar, sobretodo en los supuestos de “tecnoansiedad” en los que el sujeto no reúne las competencias tecnológicas suficientes para adaptarse a la situación.

Del uso de las NTICs  derivan otros riesgos ergonómicos ya que pueden aparecer ciertos problemas físicos como consecuencia de adoptar ciertas posturas que nos ocasionen dolores de cervicales o espalda, o también podemos sufrir  molestias oculares, entre otros. Los expertos también hablan de otros transtornos y enfermedades que pueden sufrirse como consecuencia del tecnoestrés como el insomnio o la depresión, entre otros.

ergonomia esqueleto

Fuente fotografía: http://ergonomiaenelusodecomputadoras.blogspot.com.es/

CÓMO EVITAR EL TECNOESTRÉS

Finalmente, voy a exponer algunas medidas que podemos adoptar para evitar sufrir “tecnoestrés” y utilizar las NTICs de un modo más saludable.

¿Qué podemos hacer a nivel individual?

  • Limitar el tiempo diario que utilizamos conectados e incluso dejar un día a la semana libre sin conexiones.
  • Marcarse descansos durante la utilización del ordenador (por ejemplo cada hora frente al ordenador descansar 5 o 10 minutos o, en caso de que por sobrecarga de tarea no sea posible, aprovechar ese tiempo para hacer algo que no implique el estar frente a la pantalla).
  • Realizar ejercicios de relajación (mental, muscular y ocular).
  • Buscar una postura cómoda mientras estemos frente al ordenador o mientra utilicemos otro dispositivo.
  • Organizar bien nuestras tareas y no realizar varias a la vez, ir haciendo una después de otra priorizando y cerrando todas aquellas ventanas que no sean necesarias. Si por ejemplo trabajas en una oficina no es bueno que tengas abierto el correo o la mensajería instantánea mientras realizas otra tarea porque aunque no nos demos cuenta se pierde concentración ya que por lo general al interrumpir una tarea no la retomamos en el punto exacto en el que la hemos dejado sino que retrocedemos más.
  • Reflexionar sobre si el uso que hacemos de las NTICs es o no “saludable” (si andas todo el día pendiente del móvil y duermes al lado de él sin apagarlo, caminas por la calle sin despegar tus ojos de la pantalla de tu móvil, si solo sabes de tus amigos por lo que cuelgan en las redes sociales, si te pones muy nervioso cuando no tienes conexión a internet o si eres capaz de hacer un esfuerzo económico desproporcionado por tener el último móvil que ha salido al mercado… Reflexiona porque lo más seguro es que tengas que plantearte ciertos cambios en tu vida).
  • Si consideras que tu actitud es demasiado negativa frente a las nuevas tecnologías y no estás habituado a utilizarlas… recapacita, trata de ver en qué te pueden ayudar, formarte en lo que sea necesario y evita pensamientos/sentimientos negativos que te paralicen: si otros han aprendido a utilizar algo tu también puedes.
  • Tratar de leer libros en formato tradicional y escribir de vez en cuando con papel y boli o textos sin abreviaturas también puede ayudarnos a que nuestro lenguaje no se vea tan empobrecido y a no estar tantas horas frente a pantallas.

¿Y a nivel organizacional?

  • Pueden realizarse evaluaciones de “Tecnoestrés” (evaluar la actitud de empleados frente a las NTICs, daños sufridos por las NTICs o problemática con la que se encuentran –velocidad de los programas, adecuación a la tarea…-).
  • También es recomendable el reunir, cuando vaya a haber un cambio tecnológico, a los afectados con objeto de explicarles qué cambios tecnológicos va a haber y sus consecuencias.
  • Favorecer la adaptación de los trabajadores a los cambios tecnológicos a través de un Plan de Formación adecuado.
  • Favorecer la participación de los trabajadores afectados en la toma de decisiones tecnológicas de la empresa de modo que participen en la elección de la implantación tecnológica y de sus características (los propios afectados por lo general son los que mejor saben qué es lo que hace falta y además el hacerles partícipes de la decisión hace que su vinculación con el proyecto sea más fuerte) y favorecer su posterior participación para una implementación.
  • Abogar por un diseño ergonómico para cada puesto de trabajo

Fuentes:

NTP 730: Tecnoestrés: concepto, medida e intervenciónpsicosocial. Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo. (Equipo de investigación WoNT_Prevención Psicosocial. Universitat Jaume I de Castellón)

El tecnoestrés: Efectos sobre la salud y prevención editado por UGT.

Hacia dónde nos llevan las nuevas tecnologías

Vídeo Posted on Actualizado enn

En este post quiero compartir un vídeo muy interesante sobre los cambios del mercado laboral y la influencia de las nuevas tecnologías en los modelos de trabajo y las relaciones humanas. Vivimos en un entorno cambiante al que nos tenemos que adaptar. ¿Estás preparado?